Acompañamiento terapéutico en el proceso de duelo

El duelo es un proceso que se da a consecuencia de una pérdida significativa e irremediable, y es parte inevitable de la condición humana, ésta es una experiencia que se tiene que transitar y aceptar para poder asimilarla y seguir adelante (crecer).

Existen diferentes fases o etapas que una persona va a atravesar en su proceso de duelo, algunas veces, se requiere de ayuda profesional para sentirse acompañado y ayudado a transitar esta dolorosa experiencia.

El trabajo de acompañamiento en el proceso de elaboración de un duelo, consiste en ayudar a las personas a aceptar esta pérdida, a partir de conectarse y transitar el dolor, tristeza, enojo en un espacio seguro y de respeto, y es desde esta vivencia que la persona le dará un nuevo sentido a la experiencia vivida.

El trabajo terapéutico, cuando es necesario, gira en torno:

  • A cerrar lo inconcluso, aquello que no se pudo expresar mientras se compartió el vínculo, mientras existió la relación con el ser vivo.
  • El perdón interior, ya que a veces quien consulta siente profunda culpa por considerar que pudo hacer algo diferente, entonces se hace necesario comprender que no se pudo actuar de otro modo, que se hizo lo mejor que se pudo en esa circunstancia, es así, que se comprende y se perdona a uno mismo. En algunos casos se hace imprescindible también el perdón al otro, al que ya no está.
  • Otra etapa importante del proceso, es poder vivenciar la despedida, el poder despedirse, diferenciando lo recuperable de lo irrecuperable del vínculo, esto es muy sanador. Entre otros trabajos terapéuticos.

La terapia gestalt, cuenta con técnicas vivenciales que facilitan acompañar este proceso, y que ayudan también a resolver los duelos no resueltos, aquellos donde la persona se ha instalado.

El haber transitado en nuestra historia personal los procesos de duelo ayuda a confiar en que este dolor, cuando se puede vivir íntegramente se transforma.